Contáctanos: 55 5601 7808
Línea de Servicio las 24 HRS: 55 5604 7295

MEDIDAS DE SEGURIDAD CUANDO SALES A LA CALLE

MEDIDAS DE SEGURIDAD CUANDO SALES A LA CALLE

Las medidas de seguridad no solamente se limitan al interior de la casa, no hay que perder de vista la calle, ya que en muchas ocasiones este es el escenario perfecto para ser despojado de alguno de nuestros bienes. Es en la calle donde ocurren el mayor número de infracciones de este tipo, por lo que es esencial estar alertas a todo lo que sucede en nuestro alrededor.

Nuestra actitud puede ser la clave para que suceda, o no, cualquier tipo de situación que comprometa nuestra seguridad. A cualquier persona se le puede presentar una situación de este tipo, pero el infractor buscará al más incauto. Por estas razones vale la pena repasar algunas medidas de seguridad importantes al caminar en la calle.

Algunos consejos para estar más seguros en la calle

Cuidar las rutinas

Los que son más vulnerables son los que tienen la misma rutina diaria. Es decir, que salen a la misma hora de la casa, transitan por los mismos lugares, etc. Ser predecibles significa darle la ventaja a la persona que busca aprovecharse de nuestra condición.

Es por esto que hay que cambiar la rutina de viajes entradas y salidas de los lugares más frecuentados y evitar el exceso de confianza que remite al “a mí nunca me va a ocurrir”.

No ser ostentosos y estar 100% atentos en la calle

Hay que ser cuidadoso con los accesorios de vestir que se usan porque siempre serán uno de los blancos favorito para el infractor, aparte del bolso o la cartera. Entre algunos de estos accesorios que no podemos exhibir de forma indebida están los relojes, cadenas, pulseras, aretes o gargantillas qué estén hechas o confeccionadas con metales preciosos como el oro.

De la misma manera, todos nuestros cinco sentidos deben estar en la vía que estamos transitando; usar el teléfono celular mientras caminamos o quizás escuchar música en un dispositivo electrónico pueden ser factores distractores que nos aíslan del exterior y, por ende, no nos permite ver lo que está pasando delante de nosotros.

Evitar los lugares solitarios

Parte del ABC para evitar un despojo en la calle es evitar transitar por aquellos lugares solos ya que nos convertimos en blancos fáciles. Si es de noche, hay que evitar los lugares y aceras poco iluminados porque son los sitios predilectos donde los transgresores buscan su escondite y pasan desapercibidos de la vista pública.

Asimismo, tengamos en cuenta que los arbustos con follaje muy tupido, los muros bajos y los árboles son escondites naturales que usan estas personas para esconderse de la vista pública.

Al utilizar la acera

Siempre hay que caminar por la acera, y al hacerlo, es preferible evitar el borde que da hacia la calle ya que algunos infractores usan como medio de transporte las motocicletas para arrebatar los bolsos y otras pertenencias de los transeúntes que circulan de este lado de la banqueta.

Siempre que podamos, llevemos el bolso y nuestras pertenencias cubiertas por el antebrazo o contra el pecho.

Nunca estar inmóvil, cambiar siempre de posición

Si estamos esperando el transporte público, se recomienda no permanecer quietos en un solo lugar sino de vez en cuando cambiar la posición para estar pendientes de todo lo que nos rodea.

Una de las cosas que podemos hacer es observar las vidrieras de los negocios porque nos sirven de espejo. Así podremos ver lo que sucede cuando damos la espalda.

No abras tu cartera frente a otras personas

Una regla de oro es no abrir tu cartera enfrente de otras personas. Si dejas ver el efectivo que traes en tu cartera estás invitando a que suceda un despojo. De igual manera, no cargues con tu cartera en el bolsillo trasero de tu pantalón. Es sumamente fácil que alguien la tome.

Recuerda, si notamos que hay alguien que nos está siguiendo, o tiene una actitud sospechosa, hay que mantener la distancia. busquemos un lugar donde resguardarnos, si es posible entrar a un local con guardias de seguridad.

Estas medidas de seguridad en la calle nos harán sentir más tranquilos al caminar. Sin embargo, si estamos en la calle y sospechamos de algo o alguien, o si tenemos un “mal presentimiento”, lo mejor que podemos hacer es huir. Recordemos que es clave fomentar las medidas de prevención ante situaciones desafortunadas como estas. Entre más precavidos, más seguros nos encontraremos.