Oficinas: 55 5601 7808
Atención a clientes y ventas: 55 5604 7295

SEGURIDAD: CÓMO INCULCAR A TUS HIJOS BUENOS HÁBITOS

SEGURIDAD: CÓMO INCULCAR A TUS HIJOS BUENOS HÁBITOS

Deseamos que nuestros niños tengan no sólo una buena educación, también excelentes valores morales.

Un importante hecho que debemos tener presente es que los niños, a pasar de su corta edad, se dan cuenta de todo, por lo que aunque realizamos diferentes actividades y charlamos con ellos, enseñamos más con nuestro propio ejemplo.

De acuerdo con la edad del niño, podemos ir fomentando en ellos la importancia del cuidado del dinero y de ser precavidos, a través de simples juegos y tareas sencillas inculcaremos los buenos hábitos de la seguridad y la administración de su economía, lo que sin duda lo ayudará durante toda su vida.

Jugando aprendo

La nueva tendencia “jugando también aprendo”, permitirá que nuestros hijos aprendan estrategias para que hagan buen uso del dinero y estar en entornos seguros, ya que a lo largo del juego el niño irá haciendo descubrimientos. Lo mejor de esto es que él llegará por sí solo a las conclusiones apropiadas, nosotros seremos simples guías en este proceso.

Nos podemos valer de preguntas guiadoras, actividades de mesa o dinámicas que les permitan apreciar la importancia de la economía en nuestra vida, además de ayudarles a fijarse metas a corto, mediano y largo plazo.

Nuestros niños, pequeños economistas

Deseamos lograr que ellos se planteen metas futuras y las relacionen con el ahorro del dinero.

Para inculcar estos buenos hábitos del ahorro y la prevención, podemos llevar a la práctica estas sugerencias:

  1. Cuando hablemos de dinero, incluyamos a los niños. Promovamos un ambiente ameno, hablemos de cómo manejar el dinero y lo difícil que es conseguirlo, incluso podemos darle al niño un lápiz y un papel para que él mismo saque sus cuentas, por ejemplo: de un salario que se gana, que le vaya restando todos los gastos que se hacen en un hogar, pero que él mismo los vaya mencionando, esto le puede ayudar a valorar y cuidar el dinero.
  2. Establezcamos una paga semanal, una mesada. Esto les ayudará a manejar el dinero si tienen sus propios ingresos.
  3. Motivémoslos a ganar un dinero extra. Puede hacerlo al colaborar en casa con tareas como sacar la basura o lavar los platos, pero hay que dejarles claro que hacer su tarea, mantener su habitación ordenada y ser obedientes son responsabilidades que ya tienen y que no busque una gratificación extra por hacerlas.
  4. Ayudemos a que establezcan una relación ingresos, gastos y ahorro. Llevando un registro de gastos, les permitirá saber de cuánto dinero disponen para ahorrar. Cuando quieran comprar algo, permitamos que lo haga, por ensayo y error comprenderá que el dinero es limitado. Será una buena oportunidad para hablarle de préstamos que se le descontarán de su próxima mesada, pero expliquemos que cada préstamo tiene un cargo adicional.
  5. Enseñémosles a ir al banco. Vayamos con ellos al banco y abramos una cuenta de ahorro para niños, también una alcancía será muy útil, un buen inicio.

Nuestros niños, preocupados por su seguridad

No queremos desatender el tema de la seguridad, como no estaremos las 24 horas con ellos, es importante que los niños tomen conciencia de este aspecto y vean las consecuencias de una buena acción y de una mala acción. Para lograrlo podemos poner en marcha estos consejos:

  1. Seguridad Vial. Ayudémosles a reconocer, recordar y para qué son las señales básicas de tránsito, con esto ellos podrán evitar accidentes o peligros que ponen en riesgo su salud o la de los demás.
  2. Cultura vial.  Respetemos todas las leyes de tránsito, dentro y fuera del auto, empezando por las más básicas y expliquemos lo que hacemos y el porqué lo hacemos, así ellos también lo harán.
  3. Seguridad en casa. Si tocan la puerta y nuestro niño está cerca, lo mejor es buscar a un adulto. Por otro lado, es importante que el niño memorice su dirección y el número telefónico de sus padres, en caso de extraviarse.
  4. Seguridad en los juegos. Nuestros niños deben tener presente que no debe jugar con objetos afilados o llevarse cosas a la boca, esto pudiera causar accidentes. Si jugando con otros se siente presionado a asumir roles que no le agraden, es mejor no participar.
  5. Seguridad personal. Nuestros niños deben tener claro alejarse de personas que apenas conocen o de desconocidos. Debemos explicarles que su cuerpo es suyo y si son tocados donde no se debe, griten, se nieguen y busquen ayuda.

Recordemos siempre

Los buenos hábitos se aprenden porque los niños imitan y repiten, así que es imperativo acompañarlos en este proceso y darles el buen ejemplo.

Estimulemos cada logro del niño, adaptemos las tareas a su edad y supervisemos cariñosamente estas actividades.