Contáctanos: 55 5601 7808
Línea de Servicio las 24 HRS: 55 5604 7295

Seguridad empresarial: situaciones de riesgo que no habías considerado

Seguridad empresarial: situaciones de riesgo que no habías considerado

¿Por qué mejorar la seguridad empresarial?

Día a día, las empresas llevan a cabo numerosos procesos y actividades en las que los riesgos no están ausentes, especialmente los relacionados con la pérdida o daño de activos, recursos, documentos legales y otros tantos elementos de suma importancia para la continuidad de las operaciones. En ese sentido, identificarlas te permitirá tomar las medidas necesarias para proteger los recursos de la entidad y mejorar así tu seguridad empresarial.

Ningún empresario está exento de riesgos: desde el minuto en que abres las oficinas hasta el momento en que descargas el documento que un cliente o proveedor te envía por correo. No se trata de ser alarmistas, pero la simple pérdida de una factura o una computadora infectada con un virus -como el ataque que tiempo atrás afectó a más de 200,000 computadoras en el mundo– puede constituir un potencial riesgo para la continuidad de las operaciones de un negocio.

En ese sentido, vale la pena conocer algunas situaciones impensadas que podrían afectar tu seguridad empresarial. Veamos:

Apertura y cierre de la oficina

Por lo general, las empresas inician sus actividades temprano en la mañana, muchas veces, en horarios en que aún está algo oscuro, y lo mismo ocurre al cerrar. De seguro no te habías imaginado que en estas instancias la seguridad de tu negocio podría estar en riesgo, pero ciertamente se trata de situaciones en las que tanto los activos como la integridad física del personal podrían estar en peligro.

Durante el año pasado, se registraron un promedio de 114 asaltos a negocios por día, evidencia del peligro que sufren pequeñas, medianas y grandes empresas, aunque estas últimas pueden destinar más recursos en personal de seguridad al tener mayor poder económico.

Más allá de las pérdidas económicas que este tipo de eventualidades pueden acarrear, también está el riesgo del personal, pues cualquier mal intencionado puede estar armado y no dudar en arremeter contra cualquier persona con tal de obtener el botín. Siendo así, es necesario tomar las medidas preventivas pertinentes para minimizar al máximo este tipo de riesgos, como cámaras de seguridad, sistemas de alarma o perros que permitan alertar o evitar el ingreso de personas ajenas a la empresa, entre otros.

Abastecimiento

Uno de los procesos más comunes para toda empresa es el abastecimiento, ya sea de materias primas o de los productos que luego comercializan. Generalmente, en estos momentos ingresan a las dependencias de la empresa personas externas sobre las cuales no se tiene ningún conocimiento, más allá de saber que son trabajadores de la compañía proveedora. Pero ¿puedes poner las manos al fuego por ellos? Ciertamente, no.

Entendiendo el eventual riesgo en este escenario, es importante tomar las medidas adecuadas para evitar situaciones como robos o daños a la infraestructura. Una buena forma de hacerlo es destinar a algunas personas de tu empresa para que estén presentes durante todo el proceso de abastecimiento.

Sin olvidar que la prevención comienza por no tentar a la suerte, también es recomendable no dejar a la vista objetos de valor o documentos importantes como facturas o contratos que, al caer en manos de terceros, puedan representar un peligro para la integridad de la empresa. Además, la pérdida de objetos de los trabajadores puede derivar en conflictos internos que afecten negativamente al clima laboral, impactando hasta en un 20% la productividad del negocio.

Utilización indebida de computadoras

En la actualidad, el entorno digital constituye un aspecto de vital importancia para las empresas, en el que se pueden optimizar procesos e incrementar las posibilidades de venta al llegar a un mayor público. Sin embargo, también acarrea ciertos riesgos.

El mal uso de herramientas como el correo electrónico puede derivar en situaciones como la citada al inicio de este artículo, poniendo en riesgo la información de valor que la empresa pueda tener en determinados equipos. Ante esto, la utilización de la nube se alza como una excelente alternativa, ya que en caso de robos, pérdida o daños en los equipos, los datos no se verán afectados pues estarán en servidores remotos a los cuales puedes acceder desde cualquier dispositivo con conexión a Internet, con la posibilidad de administrar permisos de acceso para garantizar que solo ciertas personas puedan acceder a archivos o documentos.

Evitar situaciones de riesgo en tu empresa parte por conocer las instancias en las que se puede vulnerar la seguridad empresarial tanto de los activos como de los trabajadores. Identificarlas es el primer paso para evitarlas, por lo que un análisis en torno a los procesos e instancias más habituales te permitirá tener mayor tranquilidad y, así, tener un cotidiano laboral más seguro.