Oficinas: 55 5601 7808
Atención a clientes y ventas: 55 5604 7295

TRANSPORTE ESCOLAR: SEGURIDAD PARA TUS HIJOS DE LA ESCUELA A LA CASA

TRANSPORTE ESCOLAR: SEGURIDAD PARA TUS HIJOS DE LA ESCUELA A LA CASA

Para muchos padres es conveniente que sus hijos usen el transporte escolar para ir del colegio a casa y viceversa. Las razones pueden ser variadas: no hay tiempo para llevar o recoger a los niños o puede resultar más cómodo y seguro para ellos, entre otras consideraciones. No obstante, aunque se le reconoce como un medio seguro de transporte, hay algunos elementos que, como padres, hay que considerar.

Si el transporte escolar no sigue medidas básicas de seguridad, pone en riesgo la vida de nuestros hijos. Algunos elementos que se deben considerar al aceptar que este transporte lleve a nuestros hijos son los siguientes:

1. ¿Las unidades tienen equipamiento de seguridad?

Todas las unidades que cubren rutas escolares deben contar con un adecuado equipamiento de seguridad entre los que destacaremos: extintores en caso de incendio, triángulo de seguridad, cinturón de seguridad tres puntos, llanta de seguridad, botiquín de primeros auxilios, desempañante para parabrisas y espejos retrovisores completos en su juego (dos retrovisores laterales y uno frontal), sin roturas en sus espejos y bien alineados.

2. Las rutas y paradas

La ruta escolar debe estar claramente trazada y debe ser de pleno conocimiento para los padres. Es importante tomar en cuenta que las paradas deben estar libres de obstáculos y señalizadas adecuadamente, para que el resto de los conductores sepan que allí se procede a dejar o recoger niños en edad escolar.

En el caso de la parada más importante, en la escuela, la misma debe estar cerca de la puerta de acceso, evitando en lo posible que los niños deban cruzar alguna calle o caminar varios kilómetros hasta la entrada de la escuela. Es igualmente recomendable que el transporte escolar fije un horario entre paradas para evitar confusiones.

3. Las normativas internas

¿Existen normativas para el uso del transporte escolar? Existen muchas, algunas de ellas son, por ejemplo, que los niños deban subir y bajar del bus una vez que esté en alto total.

Por otra parte, el conductor debe dejar claro que las maniobras de manejo solo pueden realizarse si los niños están sentados. Otras normativas internas pueden ser el límite de velocidad y el número máximo de pasajeros dependiendo del tamaño de la unidad de transporte.

4. Muy importante: el pasillo debe permanecer libre de obstáculos

De esta manera, los niños podrán evacuar la unidad en caso de una emergencia. Cualquier posible escenario de evacuación del transporte debería ser previamente ensayado, de esta manera no habrá lugar para la improvisación.

Por otra parte, no está de más preguntar si la unidad de transporte escolar revisa periódicamente el sistema de frenos, las llantas y la carrocería en general. La prevención hace la diferencia.

Camino a la escuela, los niños deben estar cómodos y seguros durante toda la ruta y para eso debemos procurar un buen servicio de transporte escolar. Se espera que los padres sean actores activos en temas como la seguridad y la prevención de riesgos cuando sus hijos usen el transporte escolar y no dejarlo todo en manos de la compañía de transporte. Si el sistema de transporte de nuestros hijos se preocupa por los cuatro aspectos mencionados, ¡iremos por la ruta segura!